Juguetes

Al ver los juguetes, arrojados caprichosamente  en el suelo, sentí primero curiosidad y luego cierta desolación… observaba, como esos juguetes inertes, estaban en un espacio tan inmenso… un niño… eligiendo cada uno o algunos de ellos… disponiéndolos, agrupándolos, dejados de lado de manera súbita y otros en cambio resistiendo en el tiempo….
…entonces imaginé que eso era como una orquestación : frases musicales , acordes , espacios que indicaban silencios …notas
…pero no eran evidentes las reglas, el pentagrama espacial se regía con un código absolutamente hermético, sin traducción
…Sentí, que así está el “hombre“ arrojado en la tierra, tan inmensa…
…con nuestras distintas formas y nuestros significados… lo que significamos para la lectura de cada  “otro“.

…Esa relación de tamaño.
…la visión fragmentada.
…apariciones esporádicas.
…la sustancia emocional mágica del objeto.
…lo indecible y lo no oíble del juguete…

Una de las  primeras conexiones con el mundo se da a través de los juguetes.
Esto creo que genera una estructura de relación, es la “primaria“…
…una especie de “matriz“ de “grabado“ que permanece a lo largo de nuestra vida.
Los juguetes hablan de nosotros mismos, puesto que en ellos depositamos fragmentos  en cada uno; de nuestra propia fragmentación.
Es decir: cada uno de los juguetes son fragmentos de uno mismo.

…El silencio es portador de enigmas, que se conectan a ese juego sin reglas aparentes.
…el juego …transfiguraciones, condicionadas por lo circunstancial.

La esencia  es la transformación.

El juego es la manifestación en la temporalidad de lo eterno.
Que es la vida misma.
Las reglas del juego: son las transformaciones  constantes que se da en la eternidad.
Jugar es crear, que es vivir. La constante de la vida, es lo eterno que vive en cada momento manifestado .

 Josefina Di Candia

 

Pinturas

Dibujos

 


Técnica Mixta

Objetos

20161215_125810-1

20161215_134934-1

 

 

Josefina Di Candia, Artista Plástica/Visual
http://www.josefinadicandia.com.ar